lunes, noviembre 20, 2017

Las reformas Deuteronomistas, Lehi y su Dinámica familiar: Un contexto social de las rebeliones de Lamán y Lemuel

Traducido por Juan Javier Reta Némiga


En los últimos años, varios eruditos Santos de los Últimos Días han tratado el entorno socio-religioso de Judá a finales del siglo VII aC con el propósito de documentar y contextualizar nuestra lectura del Libro de Mormón, en especial la de 1 y 2 Nefi. Particularmente, se ha hecho hincapié en la forma en que al parecer Lehi y Nefi habrían estado en oposición a ciertos cambios implementados por los deuteronomistas en este momento, pero los puntos de vista de Lemuel Laman sólo se han comentado de pasada. En este trabajo, busco contextualizar a Laman y Lemuel dentro de este mismo entorno socio-religioso y sugiero que, en oposición a Lehi y Nefi, ellos eran partidarios de las reformas deuteronomistas.

En su libro Understanding the Book of Mormon , Grant Hardy observó: “En el Libro de Mormón, Laman y Lemuel son personajes de relleno, incluso caricaturas. Ellos no se desarrollan mucho, y parece que su único modo de comunicación es quejarse.” Hardy sostiene que Nefi hace esto deliberadamente; que “aplana sus hermanos mayores, tratándolos como una sola unidad y no como individuos.”1 Nefi, en otras palabras, crea un contexto (o lo suprime) en la que sus hermanos simplemente se convierten en personajes de apoyo en oposición a sus continuos éxitos. Utilizar la más actual investigación sobre el medio social y religioso de Judá justo antes del exilio de Babilonia, nos permitirá crear un contexto diferente para las acciones y actitudes de Laman y Lemuel y dar forma a lo que Nefi aplana2

La tensión socio-religiosa en el siglo VII aC en Jerusalén

Lehi crió a su familia en Jerusalén hacia finales del siglo VII aC, antes de salir con ella de ese ambiente hacia los desiertos de Arabia a principios del siglo VI aC (véase 1 Nefi 1: 4). El siglo VII aC fue una época de agitación social e incertidumbre en Judá. De acuerdo con John W. Welch y Robert D. Hunt, “Este ha sido un momento de agitación trascendental. Guerras civiles, conflictos internacionales, el surgimiento y caída de la fortuna, y cambiantes presiones culturales y lealtades han planteado inquietudes e incertidumbres en toda la región”3 Tanto el paisaje político como el religioso estaban siendo transformados de tal forma que acentuarían algunas tensiones sociales - tales tensiones se reflejaron en la dinámica familiar descrita en 1 Nefi. -
A mediados del siglo séptimo aC , el rey Josías instituyó amplias reformas políticas y religiosas en todo Judá. “Durante este período turbulento”, explica Mordechai Cogan, “Josías le dio su toque personal y labró su reputación.” Cogan a continuación resume las reformas de Josías, tal como son representadas por los autores bíblicos:
Nuestras fuentes nos presentan a un Josías tan profundamente conmovido por el mensaje del “libro de la ley”, que cuando lo lee, decide que los violadores del pacto de Israel con Dios deben ser castigados severamente. Después de la debida consulta y el aliento de la profetisa Hulda, convoca a una asamblea de todas partes del reino para renovar el pacto entre Judá y Dios basado en el convenio que tiene en su mano, entonces, Josías ordena una profunda purga de todas las formas de culto israelitas que no concordasen con la “ley.” - resabios de siglos de acomodo e influencia. Todo lo relacionado con estos rituales se retiró y se quemó, y los sacerdotes que participasen de tales ritos fueron prohibidos. Y, al igual que en los días de Ezequías, Josías prohibió el culto en los santuarios locales y los lugares altos, redirigiendo todo el ritual al templo recién limpiado.4
De acuerdo con Margaret Barker, “Una generación antes de Sedequías se había producido la gran agitación en el reinado del rey Josías, lo cual es ahora considerado como el punto de inflexión en la historia de Jerusalén y su religión.”5 Debido a que el libro de Deuteronomio se cree que es el “libro de la ley” asociado con esta reforma, tal movimiento es a menudo llamado la reforma Deuteronomista, y aquellos que estuvieron de acuerdo con él son llamados deuteronomistas. Una vez más, Barker explica, “Ahora reconocemos que el rey Josías permitió a un grupo particular, dominar la escena religiosa en Jerusalén alrededor de 620 aC : los deuteronomistas. La purga de Josías fue impulsada por sus ideales y sus escribas influyeron mucho en la forma actual del Antiguo Testamento, especialmente la historia en 1 y 2 Reyes “.6 Todo esto hace probable que durante la vida de Lehi, tales esfuerzos de reforma, y las tensiones sociales que derivaron de la misma, sin duda, hayan continuado durante el reinado de Sedequías, en el año 597 aC .
Los varios intentos académicos en la reconstrucción de la naturaleza y el alcance de estas reformas a menudo difieren en detalles. Barker se lamenta: “Nunca podremos saber con certeza qué fue lo que Josías purgó o por qué lo hizo. No hay versiones originales de los textos o registros reales que sobreviviesen a partir de ese período, solo tenemos relatos que han llegado hasta nosotros de diversas fuentes que nos muestran que esta fue una época de gran agitación que no se olvida.”7 Es a partir de estas fuentes que un contexto para las diferentes perspectivas de los miembros de la familia de Lehi se puede crear. Como otros Santos de los Últimos Días han dado cuenta, el contexto específico de la propuesta de Barker, aunque considerado por algunos estudiosos como idiosincrático, resulta particularmente iluminador para el Libro de Mormón.
Es importante darse cuenta que Lehi pudo no haber estado totalmente de acuerdo con las reformas de Josías. El Patrimonio de Lehi se remonta al Reino Unido Israelita del Norte, el cual mostró cierto grado de hostilidad a estas reformas. Gardner escribe: “El antagonismo de la historia deuteronomista con respecto al reino del norte y la afiliación del Libro de Mormón con ese reino debe sugerir al menos la posibilidad de que Lehi podría haberse resistido a algunas de las reformas deuteronómicas de Josías.”8 Esto no significa que Lehi se oponía completamente a las reformas. De hecho, Lehi y Nefi no parecen estar influidos positivamente en algunos aspectos por ideología deuteronómica.9 Por lo tanto, la forma en que se ven las reformas de Josías a los ojos de Lehi podría compararse con la forma en la reforma protestante es vista por los Santos de los Últimos Días hoy - el trabajo de individuos inspirados y bien intencionados, sin embargo, equivocados en algunos (a menudo muchos) aspectos .
De manera significativa, Barker señala, “Los restos de la antigua fe sobrevivieron en muchos lugares, conservada por los descendientes de los que huyeron de la purga de Josías.”10 A pesar de que Lehi se marcha después de los días de Josías, sus perseguidores que “que querían quitarle la vida, y llevarlo fuera”(1 Nefi 1:20) eran probables partidarios de la reforma. Por lo tanto, Gardner aplica esto a Lehi.
Lehi y su familia encajan en la categoría de personas que salieron de Jerusalén porque no estaban de acuerdo con las reformas que comenta Barker. El Libro de Mormón representa la religión israelita en el período pre-exilico y en particular a los elementos de un momento en el que hubo diferentes ideas y diferencias probablemente ensalzadas en el sentido de cual religión tomar, además de la agitación política impuesta por la conquista militar, Lehi también experimentó un cambio importante en la religión pública de Judá, dirigida por el rey. Ningún cambio viene sin resistencia, y muchos temas cruciales del Libro de Mormón hacen hincapié en algunos elementos de la religión anterior a la reforma perdidos para los registros bíblicos, aunque hay indicios de que la religión nefita no se oponía a la totalidad de la agenda de Deuteronomista.11
Gardner y otros comentaristas Santo de los Últimos Días han utilizado este contexto de forma productiva para arrojar luz sobre Lehi y Nefi, pero este contexto se ha aplicado a Laman y Lemuel sólo de pasada. Los hijos mayores de Lehi parecen haber comprado totalmente la ideología de los reformadores, y esto se refleja en sus reacciones contra Lehi y Nefi.

Laman y Lemuel Como deuteronomistas

“Independientemente de lo que pudieran haber sido”, razona Hardy, “Laman y Lemuel parecen haber sido Judios ortodoxos, observantes de la ley. Nefi - que tiene un gran interés en revelar sus defectos morales - nunca les acusa de la idolatría, falso testimonio, violación del sábado, embriaguez, adulterio, o impureza ritual “12. El argumento de Hardy es uno de silencio, pero el silencio es significativo. De hecho, Nefi dice que Laman y Lemuel eran “semejantes a los Judíos que estaban en Jerusalén, que trataron de quitarle la vida a mi padre” (1 Nefi 2:13). Los guardianes de la “ortodoxia” judía justo antes del exilio fueron los deuteronomistas. Kevin Christensen explica, “Laman y Lemuel demuestran simpatía por el partido de Jerusalén, el mismo grupo de personas que causó problemas a Jeremías y a Ezequiel.”13 Brant Gardner los vincula de manera más explícita a las reformas deuteronómicas.
La situación en Jerusalén después de las reformas de Josías puede arrojar alguna luz sobre la comprensión de Laman y Lemuel, así como la iluminación de algunos de los conflictos religiosos que recorren todo el libro de Mormón. ... la familia de Lehi puede ser un microcosmos del conflicto en Jerusalén entre los que defendían las reformas deuteronómicas de Josías y la religión antes de la reforma. La teología de Lehi tenía afinidades con la antigua religión. ¿Qué pasaría si Laman y Lemuel fueran creyentes de la reforma?14
A pesar de plantear la cuestión, Gardner no explora las posibilidades que abre líneas arriba. Tomando una serie de estudios de caso para el registro de Nefi, las acciones y actitudes de Laman y Lemuel, pueden de hecho, convertirse en creíbles, tomándolas como las de un par de creyentes en las reformas deuteronómicas.

Murmurando En el Altar

Cuando Lehi arribó a su primer campamento, “él construyó un altar de piedras y presentó una ofrenda al Señor” (1 Nefi 2: 7). Si bien las interpretaciones alternativas de los códigos legales eran propensos a dicha disposición,15 la interpretación estricta de los códigos legales por parte de los deuteronomistas prohibido el sacrificio y las ofrendas hechas por los no levitas fuera del templo.16 Por tanto, parece significativo que sea inmediatamente después de que Lehi ofreciera sacrificios en el altar que Nefi mencione por primera vez que Laman y Lemuel, “murmuraron en contra de su padre” (1 Nefi 2: 11-12). Leer este pasaje en el contexto de las reformas, podría sugerir la posibilidad de que tal acto fuera percibido como una violación de la ley deuteronómica por parte de Lehi, o al menos contribuyó a las quejas de sus hijos mayores.

“Un Hombre Visionario”

Una de las acusaciones que Laman y Lemuel hacen contra Lehi es que él era un “visionario”, que seguía las “locas imaginaciones de su corazón” (1 Nefi 2:11; cf. 1 Nefi 5: 9; 17: 20). Según Kevin Christensen, la ideología deuteronomista rechazó las visiones como medio para conocer la voluntad del Señor, y no sólo Lehi el hecho de recibir visiones, sino también algunos de los contenidos de sus visiones refleja específicamente las viejas creencias que los deuteronomistas estaban tratando de erradicar17.
Tanto John A. Tvedtnes como Matthew Roper han señalado que “visionario” es una traducción apropiada del hebreo חזה ( ḥ ôzeh ). Roper añade que el uso peyorativo de “visionario” por parte de Laman y Lemuel era más que una mera burla o insulto – ya que en realidad era una acusación fuerte de ser un falso profeta.18 Los Deuteronomistas habrían consideradoa un profeta como Lehi - que afirmaba haber visto la reunión de los dioses y recibir los misterios (véase 1 Nefi 1: 8-14) - como un falso profeta. Por lo tanto Laman y Lemuel al llamar a su padre un “visionario” sería una consecuencia directa de su aceptación de la interpretación Deuteronomística de lo que debería ser un profeta verdadero. Ellos estaban declarando que su padre, por definición, por el hecho de tener visiones, no debería ser aceptado como un verdadero profeta.
Nefi parece contrarrestar tal idea, sin embargo, utilizando los textos de prueba de Números 12: 6,19 que declaran explícitamente: “Si hay un profeta en medio de ti, yo, el Señor me daré a conocer a él en una visión, y hablaré con él en un sueño ”(énfasis añadido). Nefi, al parecer, se basa en este pasaje justo antes de la introducción de las quejas de sus hermanos, escribiendo, ‘el Señor habló a mi padre, sí, en un sueño’ (1 Nefi 2: 1). Por lo tanto, como Nefi establece en su narrativa, el ya ha refutado sutilmente la acusación de que su padre era un falso profeta en el momento en que el lector está expuesto a ella.

Jerusalén, la gran ciudad”

De acuerdo con Nefi, Lamán y Lemuel no “creen que Jerusalén, la gran ciudad, pudiera ser destruida, según las palabras de los profetas” (1 Nefi 2:13). En esto, de nuevo, Laman y Lemuel se alinearon con la élite de Jerusalén. David Rolph Seely y Fred E. Woods señalan que esta era la actitud común en la Jerusalén de aquel tiempo e identifica seis factores que contribuyen a tal idea20. Uno de estos factores fue la sensación de auto-justicia conectada con las reformas y que se manifiesta en Laman y Lemuel (véase 1 Nefi 17:22). “Las recientes reformas de Josías (640-609 aC ) ... habían dado a ciertas personas de Judá un sentido indebido de autocomplacencia y de justicia y la comunidad creía sin duda que sería preservada de cualquier amenaza de destrucción.”21
Seely y Woods también explican, “Las reformas de Josías - Junto con la percepción de la invencibilidad de su ciudad prometida en el pacto con David y la liberación milagrosa de la ciudad durante el reinado de Ezequías- reforzaron la creencia popular de que la gran ciudad de Jerusalén no podía ser destruida.”22 Ezequías, quien instituyó reformas similares a las de Josías alrededor de un siglo antes, es el antepasado ideológico más inmediato a Josías. Mientras tanto, en la historia deuteronomista, Josías “se representa como un segundo David” y es visto como “el rey davídico ideal.”23 Laman y Lemuel, los cuáles eran “semejantes a los Judíos que estaban en Jerusalén,” no creen que la profecía de su padre acerca la destrucción de Jerusalén pudiera jamás suceder.

La Rebelión en el desierto y la Intención “asesina”

Los ideales deuteronómicos también proporcionan un contexto para la rebelión de Lamán y Lemuel , e incluso el intento de matar a Nefi, en 1 Nefi 7 lo dotan de sentido. Creyendo que los deuteronomistas tenían razón, y por lo tanto el Señor protegería la ciudad santa es “que estaban deseosos de volver a la tierra de Jerusalén” (1 Nefi 7: 7). Como Nefi los trata de persuadir a reunirse con su padre en su campamento, y les reitera las profecías de destrucción y suma a ellas su propia declaración profética, “Y he aquí, os digo que si regresáis a Jerusalén vosotros también pereceréis con ellos” ,” y Nefi insiste que declara tales palabras por ‘el Espíritu del Señor’(1 Nefi 7:15, véanse los vers. 13-15). Es que Nefi, al igual que Lehi, es visto en sus mentes como un “visionario”, es decir, un falso profeta. Grant Hardy explica cómo esto es lo que les parecería a los “Judios ortodoxos” en ese momento. “Laman y Lemuel estaban conscientes de que la pena que aplican de las escrituras para los falsos profetas era la muerte (Dt 18:20; cfr. 13: 1-11).24 Esto también podría explicar sus posteriores intentos de matar a Nefi y Lehi (véase 1 Nefi 16: 37-38).

Nefi Como José

En varios puntos de su narrativa, Nefi utiliza alusiones al conflicto entre José y sus hermanos para erigirse en una especie de José, un hermano más joven elegido para gobernar sobre sus hermanos mayores. Los deuteronomistas se opusieron a las tradiciones basadas en la antigua “literatura de la sabiduría”, que retratan a los profetas como hombres de visiones y sueños. José es uno de los dos personajes bíblicos (el otro es Daniel) entre los más prominentes, que son retratados como “sabios” (los profetas de la tradición de la sabiduría).25
Que José era una figura prominente en una ideología opuesta a los deuteronomistas quizás añade una capa de subtexto para el uso de Nefi de José, sobre todo en el relato de 1 Nefi 726. En este caso, los paralelos son más pronunciados durante la primera rebelión Laman y Lemuel, en la que sus hermanos mayores lo llevan y se unen con la intención de matarlo y dejar que su cuerpo sea “devorado por las bestias salvajes” (1 Nefi 7:16). Los hermanos mayores de José también le ataron con la intención de matarlo, y dijeron a su padre que había sido devorado por una “mala bestia” (Génesis 37:20, 33). Así, en la altura de su oposición con sus hermanos, Nefi se describe a sí mismo como un segundo José, uno de los héroes de la antigua tradición de la sabiduría. La filiación de Laman y Lemuel con los deuteronomistas y su oposición a la antigua tradición realza el simbolismo de las alusiones de Nefi y les dota de mayor significado: no sólo los hermanos de Nefi, sino el movimiento que representan, las reformas deuteronómicas, son semejantes a los hermanos de José y por lo tanto les da una connotación negativa.

Laman, Lemuel, y la Ley

La evidencia más clara de sus sensibilidades deuteronómicas se expresó en su compromiso con la ley. Los deuteronomistas en gran medida hicieron hincapié en la ley. “La primera ola de actividad”, informa Kevin Christensen, “vino a los diez años de de la reforma de Josías, la composición de la edición deuteronomista de la historia, y el nuevo énfasis sobre Moisés y la ley en la religión israelita.”27 Christensen explica que las reformas suplantaron la más antigua tradición de sabiduría, a la cual al parecer Nefi y Lehi estaban afiliados, con una veneración a la ley.28
Laman y Lemuel también tienen la ley como el árbitro final de la “justicia”.
Y sabemos que el pueblo que se hallaba en la tierra de Jerusalén era justo, porque guardaba los estatutos y juicios del Señor, así como todos sus mandamientos según la ley de Moisés; por tanto, sabemos que es un pueblo justo (1 Nefi 17:22)
Fue el movimiento deuteronomista que hace este tipo de énfasis en la ley. Mientras que Nefi está claramente comprometido a vivir la ley, no considera la ley un fin en sí mismo (véase 2 Nefi 11: 4; 25:24). “La imagen en el Libro de Mormón”, escribe Christensen, “establece un equilibrio entre la Ley y las tradiciones de sabiduría. La Ley en el Libro de Mormón nunca cierra la puerta en la revelación, sino más bien promete más. La Ley en el Libro de Mormón nunca es vista como un fin en sí misma, sino como un tipo y sombra de Cristo.”29
La cuestión, entonces, no es si la ley es importante, sino más bien el papel que debe desempeñar la ley. Nefi “parte su alma de angustia” después de que Laman y Lemuel insisten en que la ley era todo lo que se necesita para hacer a los hombres justos (1 Nefi 17:47), y él tenía “grandes esperanzas” en que Lamán y Lemuel finalmente se arrepintieran (1 Nefi 16: 5). Nefi pudo haber utilizado la ley como “tipo y sombra de Cristo”, como señala Christensen, específicamente en el esfuerzo para atraer a Laman y Lemuel de sus afiliaciones Deuteronomistas.

Lehi como Moisés

Todas las teorías son mejor probadas cuando se puede dar cuenta de posibles contradicciones. Una de estas posibilidades es el argumento en contra de la tesis que he esbozado anteriormente del uso positivo de Deuteronomio por parte de Nefi y Lehi. Voy a tratar de hacer frente a un ejemplo significativo de esto, partiendo de cómo se estructura el discurso de despedida de Lehi.
Noel B. Reynolds ha argumentado que aquí Lehi (o, quizá Nefi, en la forma en que registra el discurso de Lehi) se ha enmarcado a sí mismo como un tipo de Moisés,30 quien fue el héroe central en la mente de los deuteronomistas. Reynolds señala que esta es una técnica común usada por los antiguos autores israelitas (Deuteronomistas).
Recientes análisis eruditos del Antiguo Testamento muestran que los antiguos israelitas esperaban sacar este tipo de comparaciones de los verdaderos profetas, al menos implícitamente. ... textos del Antiguo Testamento retratan conscientemente a grandes profetas y héroes de manera que destaquen sus similitudes con Moisés, el predecesor profético cuya divina vocación y poderes no fueron cuestionados.31
La mayoría de los ejemplos de este patrón provenir de la historia deuteronomista (Josué-2 Reyes).
Como técnica retórica, la intención era transmitir el mensaje de que el profeta o un héroe posterior fue tan importante, al menos en algunos aspectos, como el propio Moisés. “Mediante la construcción del relato de una segunda figura esta ha de evocar recuerdos de una figura anterior prominente a los lectores, un escritor puede sugerir fuertemente a los lectores que la persona que más tarde juega un papel similar en el teatro de Dios, el igual que la primera.”32 Reynolds argumenta que en el mensaje final de Lehi a sus hijos y sus familias (véase 2 Nefi 1), modeló su discurso en el mismo esquema de despedida ceremonial de Moisés en el Deuteronomio.
El último discurso de Lehi a su pueblo parece conscientemente invocar al menos 14 temas importantes, similitudes y situaciones del mensaje final de Moisés tal y como se registra en Deuteronomio. De este modo, Lehi añadió el peso del testimonio de Moisés al suyo. Esto es especialmente importante porque, como suele darse el caso con el profeta viviente, su pueblo eran más receptivo a las enseñanzas de los profetas muertos, como Moisés, que a los vivos como Lehi y su sucesor, Nefi33. 33
¿Cómo podemos entender este uso aparentemente positivo de Deuteronomio? En primer lugar, se debe aclarar que Lehi no era, como se mencionó anteriormente, completamente opuesto a las reformas. En segundo lugar, estar en contra de las partes de la ideología de un grupo particular que utiliza como base Deuteronomio no es lo mismo que oponerse a lo dicho propio texto.34 Lehi y Nefi no eran anti-Deuteronomio, y ciertamente no eran anti-Moisés.
Por otra parte, la dinámica familiar puede también haber desempeñado un papel. Es a Laman y Lemuel a quienes fuertemente está dirigido al mensaje de despedida de Lehi (véase 2 Nefi 1: 2, 12-27). Aquí, Lehi, que, previamente los “exhorta con todo el sentimiento de un tierno padre” (1 Nefi 8:37), está haciendo su última súplica a sus hijos rebeldes. Como deuteronomistas, habrían venerado especialmente Moisés como legislador. Por lo tanto, en un esfuerzo por ser tan convincente como sea posible, Lehi modeló su discurso a sabiendas de de que era la figura más venerada por sus hijos mayores.35
Es importante señalar, sin embargo, que si bien Lehi usó a Moisés en un esfuerzo por persuadir a sus hijos descarriados, como subraya Reynolds, que, sin embargo, no creyó a su propia autoridad como derivada de Moisés, sino más bien hizo un llamamiento a sus propias revelaciones especiales.
Lehi utiliza Deuteronomio sólo como un paralelo y no como una base para su enseñanza y bendición. Había experimentado el mismo tipo de visiones y revelaciones que Moisés había recibido. En una visión, Dios le mostró a Lehi el futuro de su pueblo y la salvación de toda la humanidad. Había visto el futuro nacimiento y el ministerio del Mesías, el Hijo de Dios. Había visto el triunfo de Dios y su pueblo en los últimos días, y, había visto a Dios en su trono. Lo último que Lehi hubiera querido comunicar era que los escritos de Moisés eran la única fuente de su entendimiento. ... Pero sabía que sus rebeldes hijos mayores rechazaron específicamente sus visiones, llamándole un hombre visionario (1 Nefi 02:11), y por lo tanto él se aprovechó de Moisés como apoyo.36
Como se mencionó anteriormente, las visiones y enseñanzas mesiánicas tales como las enseñadas por Lehi y Nefi estaban en conflicto con los ideales Deuteronomistas. Sin embargo, Lehi sabía que Laman y Lemuel tenían en alta estima a Moisés y ​​así trató de usarlo como un arquetipo para su propia vocación. Por lo tanto, la sugerencia anterior de que Nefi pudo haber utilizado la ley para apelar a las filiaciones deuteronomistas de Laman y Lemuel, apuntan a algo más grande, a la figura de Moisés del mismo modo que la aplicó a fin de interesarlos, al mismo tiempo que sugería que él mismo era un verdadero y legítimo profeta.

Conclusión

He tratado de ilustrar cómo el contexto social que rodea a las reformas deuteronómistas, según lo reconstruido por Margaret Barker, no sólo explican las acciones de Lehi y Nefi, como han observado otros comentaristas, sino que también iluminan nuestro entendimiento de Laman y Lemuel y sus interacciones con el dúo profético formado por su padre y su hermano más joven. Para que quede claro, no hay que olvidar que Nefi y Lehi no son contrarios a la ley ni anti-Deuteronomio ni siquiera anti-Josías. Más bien, están en contraste con las partes del programa ideológico de los deuteronomistas. Laman y Lemuel parecen haber adoptado, tal vez deliberadamente como adolescentes rebeldes y resentidos con frecuencia, las mismas partes de esa ideología que su padre rechazó. Muchos de los mismos conflictos que tienen lugar en Jerusalén emergen al mismo tiempo como puntos de tensión entre los hermanos mayores y sus padre y hermano pequeño. El paradigma de la yuxtaposición de Lehi y Nefi como “sabios” de la antigua tradición y Laman y Lemuel como partidarios de la ideología deuteronomista por lo tanto, podría ser utilizado para explicar algunas de las dinámicas familiares de Lehi. Al decir esto, no quiero justificar las acciones de Laman y Lemuel contra Nefi y Lehi, ya que después de todo, eran verdaderos, no falsos profetas. Sin embargo, este punto de vista ayuda a dar sentido a sus acciones en contra de Nefi y Lehi.
Los ejemplos citados anteriormente son meramente una muestra de las forma en que este paradigma podría iluminar nuestra lectura del Libro de Mormón. Mucho más se podría hacer, por ejemplo, para explorar cómo esta perspectiva podría cambiar nuestra lectura de la visión de Lehi del árbol de la vida,37 el lugar de Laman y Lemuel dentro de ese sueño, y su lucha para entender la visión. En este artículo, simplemente he proporcionado algunos “estudios de caso” relativamente simples que siento sirven para construir los cimientos para ver Laman y Lemuel como deuteronomistas.
La contextualización de Laman y Lemuel, por supuesto, conlleva ciertas consecuencias. Ya no pueden ser vistos como simples caricaturas que Nefi hace de ellos. El contraste entre Lehi y Nefi, por un lado, y Laman y Lemuel en el otro, ya no se presenta como la cruda y evidente diferencia entre el bien y el mal. En cambio, representa dos ideologías religiosas que compiten. Esto no es demasiado diferente del mundo de hoy, y ahora podemos apreciar mejor cómo Laman y Lemuel podrían haber llegado a pensar, a semejanzade los Judios que estaban en Jerusalén” (1 Nefi 2:13), que la indignación dirigida hacia su padre y su hermano estaba justificada.
1Grant Hardy, Understanding the Book of Mormon: A Reader’s Guide (New York: Oxford University Press, 2010), 33.
2En cuanto al papel del historiador o investigador como un creador de contexto, véase Sam Wineburg, Historical Thinking and Other Unnatural Acts: Charting the Future of Teaching the Past (Philadelphia, Pennsylvania: Temple University Press, 2001), 17–22.
3John W. Welch and Robert D. Hunt, “Culturegram: Jerusalem 600 bc,” in Glimpses of Lehi’s Jerusalem, ed. John W. Welch, David Rolph Seely, and Jo Ann H. Seely (Provo, Utah: FARMS, 2004), 22.
4Mordechai Cogan, “Into Exile: From the Assyrian Conquest of Israel to the Fall of Babylon,” in The Oxford History of the Biblical World, ed. Michael D. Coogan (New York: Oxford University Press, 1998), 345.
5Margaret Barker, “Joseph Smith and Preexilic Israelite Religion,” in The Worlds of Joseph Smith: A Bicentennial Conference at the Library of Congress, ed. John W. Welch (Provo, Utah: BYU Press, 2006), 70.
6Barker, “Joseph Smith and Preexilic Israelite Religion,” 71.
7Margaret Barker, “What Did King Josiah Reform?” in Glimpses of Lehi’s Jerusalem, 538.
8Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, Utah: Greg Kofford Books, 2007–2008), 1:36.
9See Kevin Christensen, “Paradigms Regained: A Survey of Margaret Barker’s Scholarship and Its Significance for Mormon Studies,” FARMS Occasional Papers 2 (2001): 9–11;William J. Hamblin, “Vindicating Josiah,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture. 4 (2013): 165–76.
10Barker, “What Did King Josiah Reform?” 534.
11Gardner, Second Witness, 1:41.
12Hardy, Understanding the Book of Mormon, 39.
13Kevin Christensen, “The Temple, the Monarchy, and Wisdom: Lehi’s World and the Scholarship of Margaret Barker,” in Glimpses of Lehi’s Jerusalem, John W. Welch, David Rolph Seely, and Jo Ann H. Seely, eds. (Provo, Utah: FARMS, 2004), 497.
14Brant A. Gardner, Second Witness: Analytical and Contextual Commentary on the Book of Mormon, 6 vols. (Salt Lake City, Utah: Greg Kofford Books, 2007–2008), 1:92.
15Los Rollos del Mar Muerto, aunque aparecieron más tarde proporcionan un ejemplo de una interpretación que es consistente con las acciones de Lehi. Véase David Rolph Seely, “Lehi’s Altar and Sacrifice in the Wilderness,” Journal of Book of Mormon Studies 10/1 (2001): 62–69.
16Véase ibid., 66–67.
17Véase Christensen, “The Temple, the Monarchy, and Wisdom,” 452–457.
18Véase John A. Tvedtnes, “A Visionary Man,” in Pressing Forward with the Book of Mormon: The FARMS Updates of the 1990s, ed. John W. Welch and Melvin J. Thorne (Provo, Utah: FARMS, 1999), 29–31; Matthew Roper, “Scripture Update: Lehi as a Visionary Man,” Insights 27/4 (2007): 2–3.
19 Aprecio enormemente esta observación que un revisor anónimo me ha señalado.
20Véase David Rolph Seely and Fred E. Woods, “How Could Jerusalem, ‘That Great City,’ be Destroyed?” in Glimpses of Lehi’s Jerusalem, 595–610
21Seely and Woods, “How Could Jerusalem ‘That Great City,’ be Destroyed?” 596.
22Seely and Woods, “How Could Jerusalem ‘That Great City,’ be Destroyed?” 605.
23Cogan, “Into Exile,” 342, 345.
24Hardy, Understanding the Book of Mormon, 40.
25Véase Christensen, “Paradigms Regained,” 20–21; Christensen, “The Temple, the Monarchy, and Wisdom,” 492–495.
26Véase Hardy, Understanding the Book of Mormon, 42–43; Gardner, Second Witness, 148–149.
27Kevin Christensen, “Paradigms Regained: A Survey of Margaret Barker’s Scholarship and Its Significance for Mormon Studies,” FARMS Occasional Papers 2 (2001): 11.
28Kevin Christensen, “Prophets and Kings in Lehi’s Jerusalem and Margaret Barker’s Temple Theology,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 4 (2013): 177–193.
29Christensen, “Paradigms Regained,” 19.
30Véase Noel B. Reynolds, “Lehi as Moses,” Journal of Book of Mormon Studies 9/2 (2000): 26–35; Noel B. Reynolds, “The Israelite Background of Moses Typology in the Book of Mormon,” BYU Studies 44/2 (2005): 5–23.
31Reynolds, “The Israelite Background,” 14
32Reynolds, “The Israelite Background,” 15.
33Reynolds, “Lehi as Moses,” 35.
34 Los Santos de los Últimos Días deben entender bien esto, ya que muchas ideologías de “autoproclamados cristianos bíblicos” han creado de manera similar la idea de que nos oponemos a las citas bíblicas en los que al menos, vagamente, ellos se basan. Por el contrario, nuestro desacuerdo no significa, sin embargo, que descartemos a la Biblia misma
35 Lo que estoy sugiriendo aquí no es diferente de lo que suele suceder cuando misioneros SUD y evangélicos chocan En un esfuerzo por ser persuasivos, los misioneros a menudo usan como texto de prueba a la Biblia para enseñar (o, más a menudo, argumentar a favor) doctrinas únicas para los creyentes SUD, en preferencia al uso de las escrituras modernas SUD que a menudo enseñan estas doctrinas más clara y completamente.
36Reynolds, “The Israelite Background,” 11–12.
37Como ya lo ha hecho notablemente Daniel C. Peterson in “Nephi and His Asherah,” Journal of Book of Mormon Studies 9/2 (2000): 16–25 aunque sin abordar la dinámica familiar.

viernes, noviembre 17, 2017


La ciudad de Lib:

La clave para la geografía del Libro de Mormón

Por Garth Norman
Traducido por Juan Javier Reta Némiga

Transcripción de su ponencia en la Conferencia BMAF en septiembre de 2005

Imagenes disponibles en la versión en PDF

Mi enfoque sobre el Libro de Mormón, como arqueólogo profesional, durante más de cuatro décadas, ha sido el investigar el Libro Mormón y su arqueología asumiendo que el Libro de Mormón es una historia de la América antigua. Considero que lo hago basado simplemente en lo que el profeta José Smith nos dijo y presentó.
Hay diferentes formas o enfoques para el estudio del Libro de Mormón. Sinceramente, no recomiendo el estudio arqueológico del Libro de Mormón hasta que lo hayan leído al menos diez veces, y quieran diversificarse y expandirse con varios enfoques. Joseph Fielding Smith y el presidente Ezra Taft Benson, citando a Joseph Fielding Smith, dijeron: "No debemos contentarnos en nuestro estudio del Libro de Mormón hasta que podamos dar testimonio de que su historia es verdadera". Para mí, como arqueólogo, tengo la convicción de que es verdad y que trata de historia porque es un documento histórico. Y hay muchas referencias del Señor en Doctrina y Convenios que nos exhortan a estudiar a la historia y las culturas. En este sentido, no conozco ninguna historia antigua con una contribución al mundo más dinámica y desafiante que el Libro de Mormón. Me gustaría pensar que en términos de lecciones de historia sagrada es lo mismo que ocurre cuando tratamos a la Biblia, porque sabemos dónde tuvo lugar la Biblia. Históricamente, los arqueólogos pueden investigar muy amplia y abiertamente, y lo han hecho durante muchos años, la arqueología de Palestina y las áreas circunvecinas y pueden vincular muchas cosas con la Biblia. Todavía no hemos llegado a ese punto con respecto al Libro de Mormón. Creo que no porque no sea deseable, sino porque no tenemos como pueblo, ni como estudiantes del Libro de Mormón en general, los suficientes estudios sobre historia antigua como para poder abordarlo seriamente. Además, los especialistas SUD aún no estamos del todo unidos sobre muchas cosas para poder hacer eso posible.
Por lo tanto, voy a abordar hoy algo aquí y propongo que identifiquemos una ciudad del Libro de Mormón. Hugh Nibley hizo este comentario en varias ocasiones, "si pudiéramos encontrar un letrero en una carretera que conduce a la ciudad de Zarahemla que dijera 'Bienvenido a Zarahemla' tendríamos algo concreto para seguir, y podríamos estar seguros de que estamos en el lugar correcto, y podríamos investigar las tierras del Libro de Mormón desde ese punto ". Bueno, eso es muy moderno ¿no? No hemos descubierto tales signos en la América antigua en este momento, sin embargo, puede que pudiera haber algunos. Simplemente no hemos aprendido a leerlos todavía. Voy a proponerles que hay señales; y voy a ofrecerles una hoy.
El Libro de Mormón para mí (muestra una reimpresión de la edición de 1830) es una historia de la América antigua, centrada en Mesoamérica, América central, y tomo como primera autoridad en tener esa posición al profeta José Smith. Cuando el Profeta, a principios de la década de 1840, estaba leyendo acerca de las exploraciones de John Lloyd Stephens en América Central y Yucatán. Se entusiasmó, junto con otros, sobre las perspectivas de que pudieran estar relacionadas con el Libro de Mormón. Vimos un gran cambio en la línea editorial del Times and Seasons en 1842, cuando el Profeta imprimió extractos, como editor del Times and Seasons , de los libros de Stephens, y luego dijo que allí es donde estaba ubicada la tierra de Zarahemla, es decir , en América Central, en el área de Chiapas y en general dicha área. Entonces, ese fue el punto de partida para colocar a los lehitas en un lugar de Mesoamérica.
El Popol Vuh es el libro sagrado de los mayas quichés de Guatemala. Contiene textos sobre historia, religión y tradición. Es un tipo de historia que se compara con el Libro de Mormón. Para mí (sosteniendo los dos libros), el Libro de Mormón y el Popul Vuh son las dos principales obras que están disponibles para nosotros en la reconstrucción de la historia precolombina en Mesoamérica (América Central). Y, hay muchas otras fuentes, también. Como arqueólogo, sin embargo, no encuentro a muchos de mis colegas no mormones, y en realidad no a muchos de mis colegas mormones, a quienes les gustase tratar el Libro de Mormón como historia. Entonces, estamos en minoría, en una extremo, por así decirlo; pero les mostraré que potencialmente podemos aprender más sobre la historia real de Mesoamérica a partir del Libro de Mormón que lo que podemos aprender del Popol Vuh o de la antropología profesional o la arqueología. La diferencia es que no consideran las migraciones transoceánicas como viables o significativas. Creen que hay un proceso evolutivo de desarrollo de civilizaciones en las Américas sin contactos transoceánicos. Esto es lo que rige en su paradigma y determina lo que considerarán seriamente.
Me gustaría comenzar con algunas diapositivas y mostrar algunas proyecciones generales sobre aspectos específicos. Como saben, hay varias teorías que circulan sobre dónde arribaron los barcos (lehita y jaredita). Lo que consideramos como evidencia del entorno mesoamericano se ha desarrollado a lo largo de muchos, muchos años. Y, ¿por qué Mesoamérica? Vamos a hacer un recorrido geográfico rápido y tratar esta zona de Mesoamérica (América Central) como un área de alta civilización. No hay mucho más que hacer en términos de los requisitos de la geografía del Libro de Mormón que puedan ponerlo seriamente en otra área que no sea Mesoamérica. La pregunta para nosotros, realmente, es ¿cuánta evidencia hay ? Y esa es una pregunta en curso, porque es un problema de investigación, relacionado con la excavación continua, el análisis de restos y la obtención de relaciones culturales adecuadas para un período de tiempo.
La imagen a la izquierda nos muestra las culturas avanzadas en sus períodos de tiempo aproximado y el periodo del Libro de Mormón.

Durante muchos años hemos estado mirando este tipo de mapa (a la derecha) de la correlación del Libro de Mormón y las crónicas en términos de la tierra hacia el norte y la tierra hacia el sur.
A la izquierda está el Istmo de Tehuantepec como la estrecha lengua de tierra. Solo quiero mencionar rápidamente los criterios de Narrow Neck en términos del Libro de Mormón. Aquí es donde se encuentran las dos tierras: la tierra de Desolación, caracterizada por estar desolada de madera, y la tierra de Abundancia, caracterizada como una región muy boscosa. Lo que vemos en mayor parte de esta área se conoce como Oaxaca y la costa del Pacífico caracterizada por su sequedad, la cual se extiende hasta la zona tropical en el lado Atlántico.
Esta es la llanura costera de Tehuantepec, que, supongo, es el mejor candidato para el Pasaje Estrecho. (izquierda)
Esta es la Laguna Mormorato, en el área del Pacífico, que califica como un puerto para la expedición de Hagoth. (Foto requerida)

En el lado Atlántico, está el Cerro El Vigía en las montañas de los Tuxtla (derecha) el cual califica como la tierra de Cumorah. Hay mucho que sugerir. Desde el Golfo de México, podemos ver a través de las aguas del Golfo a las montañas de los Tuxtla. Son montañas muy prominentes.
Debajo de la ciudad de Coatzacoalcos, (Sur del Estado mexicano de Veracruz) sobre el Río Coatzacoalcos hay ruinas, y sobre la ciudad hay montículos y ruinas que para mí son la mejor ubicación para la ciudad de Abundancia. Pero necesita ser estudiado. (Foto requerida)
Ahora, voy a pasar rápidamente (Fotos requeridas)- los cursos de agua, los afluentes aquí en la costa del Golfo son muy parecidas a las descripciones y condiciones que narra el Libro de Mormón, aquí tenemos manglares, muchas bestias salvajes: cocodrilos, caimanes, jaguares, tapires. Esto parece ser un cazador de tapires con un cuerno en su gorra; muchas aves tropicales, pumas, ciervos, jaguares negros, monos e incluso elefantes.
(Sigamos avanzando) Este es un bote (canoa), y aquí vamos a retroceder en el tiempo. Tenga en cuenta el estilo de este barco. Podemos retroceder 3000 años y ver el mismo estilo de canoa en una escultura de jade del período Olmeca. Y en Izapa, vemos el mismo estilo o forma.
Este es un mapa mío que está aún en desarrollo. Solo voy a señalarlo con fines de orientación (apunta a varios lugares en el mapa que se muestran desde el retroproyector), aquí es donde coloco el Pasaje Estrecho, y cruzando la estrecha lengua de tierra, que es el Istmo de Tehuantepec, y aquí, en el Río Coatzacoalcos está San Lorenzo, que es posiblemente la ciudad de Lib lo cual propuse hace algunas décadas, y luego aquí está La Venta.
En el detalle de aquí, pueden ver los canales y La Venta. Aquí están las ruinas de San Lorenzo. M. Wells Jakeman en realidad propuso esta misma idea en la década de 1950, y después de la excavación de Michael Coe, examiné los resultados y vi una sorprendente correspondencia en tiempo y cultura para calificarla como la ciudad de Lib.
Lo que quiero señalar aquí, como resultado de nuestro conocimiento actual de este territorio, es que cerca de Coatzacoalcos aquí en este mapa, hay diez lugares diferentes que datan del período jaredita, a esto lo llamamos el período Olmeca en arqueología. A lo largo del sotavento se encuentran extensas ruinas que datan de ese período olmeca. Tenga en cuentan lo que narra el Libro de Mormón, ¿qué aprendemos del texto sobre la ciudad de Lib? Fue localizado o construido en los días del rey Lib.
Como resultado de una sequía previa, las serpientes venenosas habían cubierto el camino para que no pudieran emigrar hacia la tierra del sur por algún tiempo. Entonces en los días de Lib, mataron a las serpientes venenosas, y desde ese punto, Lib y su gente se mudaron a ese territorio boscoso y construyeron una ciudad. Lib construyó una gran ciudad.
El Río Coatzacoalcos, actualmente no califica en realidad, porque hay muchas otras ruinas en esa área.
La ciudad de Lib estaba en la frontera yendo hacia el bosque, donde se convirtió en un gran cazador. Así que evidentemente, ellos desarrollaron una actividad económica basada en la caza, dada la cercanía del bosque.
Propongo a La Venta, como el mejor candidato para la ciudad de Lib, basado en esta evidencia.
La otra pista que tenemos para ubicar Lib es lo que escribió Moroni mientras estaba traduciendo. Agregó una declaración de que la ciudad de Lib se construyó cerca del lugar donde el mar divide la tierra. Es evidente que Moroni sabía dónde estaba esta ciudad de Lib. Y las características geográficas muestran que está en o cerca de la lengua de tierra donde el mar divide la tierra. Esto nos deja con cierto misterio debido a la acumulación de cieno a lo largo de los siglos, por lo que no tenemos un lugar distinto donde el mar divide la tierra.
El verano pasado, mientras investigaba sobre este tema, retomé el libro de Phillip Drucker sobre sus excavaciones en La Venta en 1952. Y esto es lo que leo: "El viajero en esta región no puede evitar sentirse impresionado por el repentino cambie desde las onduladas colinas rojas de Minatitlán, que descienden gradualmente de las montañas de los Tuxtla, y las altas dunas de arena alrededor de Puerto México, (Coatzacoalcos) hasta la plana llanura pantanosa apenas sobre el nivel del mar que se extiende por varias millas hacia el este a lo largo de la costa. " Así que tenemos un territorio pantanoso con inundaciones durante la temporada de lluvias. Luego está afirmación clave: "Todo este pantano era anteriormente mar abierto, una gran bahía donde poco a poco se fue colocando gradualmente la arena". Ahora, podemos estar de acuerdo con ese dato geológico. Luego continúa y dice: "Los geólogos de la compañía petrolera que trabajan en la zona de La Venta me han dicho que las operaciones de prueba y perforación muestran una capa de casi 100 pies de lodo del pantano que se extiende hacia abajo desde la superficie actual, con partes marinas o salobres aquí y allá y cuencas de agua ". Ahora escuche esto: "Los fragmentos de figurillas y los fragmentos de tierra a menudo provienen de profundidades considerables debajo de este lodo".
Entonces, los perforadores petroleros están sacando con sus taladros tiestos y figurillas, y él concluye que estos no eran muy antiguos, pero que podían proceder de la cultura de La Venta, y que simplemente se habían perdido de los botes que pudiesen haberse hundido. "Los tiestos y fragmentos de estatuillas a menudo provienen de profundidades considerables en el lodo. Podemos estar seguros de que estos objetos no presentan horizontes antiguos o que fueran enterrados en los tiempos modernos, pero sin duda se perdieron con las canoas en un momento en que había más agua abierta que al día de hoy ".
Ahora cuando leí esto me di cuenta como de rayo que sabía, por supuesto, que La Venta estaba en una isla en una zona pantanosa, pero no me di cuenta de que era una isla con un mar interior en el pasado. En los tiempos Olmecas. Así que aquí hay una ciudad que data de la época del Rey Lib en la estrecha lengua de tierra que se construyó cerca de un lugar donde el mar, literalmente, divide la tierra. Con ese poco de perspicacia, decidí que era hora de echar otro vistazo. Si La Venta es la ciudad de Lib, deberíamos poder encontrar evidencias más concretas para identificarla con Lib.

La Estela 3 de La Venta es la estela más famosa. La estela es enorme y esas figuras son de tamaño real. Cuando fue excavada, parecía que, junto con otros monumentos, pudo haber sido enterrada intencionalmente. Posiblemente se había vuelto obsoleta, o después de un conflicto algunas personas lo enterraron para su protección; pero pueden ver el desprendimiento y el daño en algunas áreas. Este dibujo (izquierda) es una reconstrucción de la estela.
En 1946, el famoso arqueólogo mexicano Miguel Covarrubias describió la famosa figura del “Tío Sam” en la estela 3, como un hombre completamente barbudo con una enorme nariz aguileña y con características semíticas sorprendentemente pronunciadas. Dos décadas después, la arqueo-historiadora Tatiana Proskouriakoff, del Instituto Carnegie de Washington, se refirió a la misma figura barbuda en la estela 3 como " un visitante”, y a las esculturas del bajorelieve en la misma área, como un grupo racialmente distintivo de extraños o extranjeros .
Estos extranjeros finalmente ganaron predominio sobre el otro tipo racial. Y estas esculturas de La Venta también se describen como retratos y descripciones creíbles y realistas de escenas históricas de una sociedad religiosa altamente desarrollada ".
Entonces tenemos dos misterios sin resolver sobre La Venta: la ausencia aquí y en las áreas circunvecinas de antecedentes de desarrollo para esta civilización altamente desarrollada. Y, por qué los olmecas no se extendieron al este a través de las tierras bajas tropicales hacia el territorio maya de Yucatán. (Garth: en esto está desactualizado, datos recientes muestran un gran movimiento de olmecas hacia Yucatán) La Venta, aquí, era la frontera oriental, aunque hay evidencia de algún contacto y asentamientos aislados, pero la expansión y el desarrollo de esta civilización costera simplemente se detuvo allí, en La Venta. Entonces, los arqueólogos están desconcertados al respecto y no tienen una respuesta. El Libro de Mormón nos da la respuesta, asumiendo que estamos en el lugar correcto. Como ya se dijo, estaban preservando esta tierra boscosa hacia el sur como un refugio para la caza. La población se estaba extendiendo por toda la tierra hacia el norte, pero estaban preservando este bosque tropical en la tierra hacia el sur.
Los arqueólogos todavía están tratando de aprender a leer los símbolos y signos; y he pasado gran parte de mi carrera en el sitio relacionado de Izapa trabajando para BYU y New World Archaeological Foundation en esos monumentos, y están estrechamente relacionados con los monumentos de la Venta (Estela 3).
Tenemos dos períodos de tiempo aquí en La Venta: el período Jaredita temprano (Olmeca); y luego evoluciona hacia otro tipo de cultura, que le mostraré momentáneamente, ligado con la tierra hacia el sur durante el período Izapa que sería la era de Lehi en el Libro de Mormón.
¿Qué es lo que vemos en esta figura (señala una nueva diapositiva) ? Ese es un tocado de pez. También tiene otros elementos, por supuesto. Pero el iconografista que ha estudiado esto en detalle ha confirmado que se trata de un pez. Entonces, ¿qué está haciendo un pez encima de la cabeza de este rey? Este es un tipo de sistema de escritura, que llamamos escritura 'rebus'. No vemos glifos o scripts, pero si usted está familiarizado con la Estela 5 de Izapa y los glifos de tocado tipo rebus sobre la figura de Lehi y su compañera, Sariah. (En esto también el autor ha sido rebasado por los análisis de Clark N. del T) Aquí tenemos el mismo tipo de cosas: la escritura Rebus. Entonces, si se trata de un pez en la parte superior de la cabeza de este rey, veamos si podemos encontrar posibles glifos de tal sustantivo.
Un análisis lingüístico del nombre 'Lib' me ha llevado a mirar este pez en la Estela 3. Los nombres en la escritura pictográfica de las estelas son comúnmente representados por los rebus, que son una imagen simbólica del nombre. El significado de 'lib' es - blanco, como se puede apreciar en los nombres semíticos relacionados, incluyendo Libnee, Libnah, Laban, Libanah, Libanas, que son las 'Montañas Blancas del Líbano', como las montañas cubiertas de nieve que sugirieron algunos eruditos como origen para tal vocablo.
Libu, Libia y Labni en Siria tienen las mismas raíces. Este significado en los tiempos jareditas está asociado con el suegro de Jacob, Labán, que significaría "blanco", que vivía en la tierra “jaredita” de Harán. Los académicos creen que una variante del Maya fue uno de los idiomas de los antiguos olmecas (quienes creemos que eran los jareditas); así que el topónimo maya yucateco Labna también puede estar relacionada con lib, pero no tenemos aún suficiente evidencia. Ahora, las palabras y jeroglíficos mesoamericanos para 'blanco' en diferentes dialectos mayas se representan tanto con la figura de una rana o la figura de un pez. Creo que una de las imágenes interpretadas por Erik Thompson como dientes afilados es realmente más característica de un pez.
Entonces, eso es lo que propondría hoy aquí, que identifiquemos algunas palabras mayas que tienen una relación con algunas palabras en el Antiguo Testamento que significan pesca, incluida Sidón, que se deriva de Zidon en el fenicio, y Sidón, en la versión hebrea.
Otro glifo para los peces es tcaix, que está próxima a tzoc, que significa "contar", que en realidad pudo haberse originado a partir del pescador que cuenta su captura. Para decir queun recuento ha terminado en lengua maya yucateco es tzoc o zac. Estas palabras casi idénticas son un complemento fonético natural, y están relacionadas con 'tiburón' y 'color de piel del tiburón', que varía de gris a blanco; y, por supuesto, la carne de pescado que comúnmente es blanca; entonces propondría que esa es la relación con el blanco y el pez en los glifos de Mesoamérica.
Para probar esta identidad, podemos buscar candidatos para 'blanco' en el Libro de Mormón. Primero, el blanco Árbol de la Vida en la Estela 5, y del nombre de Lib como se propone aquí en la Estela 3. Entonces, quiero hacer notar que que en la Estela 5, en la esquina superior izquierda, tenemos dos peces colgando de la banda del cielo. Y están penetrando la cabeza de las nubes en la serpiente del cielo y también entrando en contacto con hojas y frutos agrandados en el extremo de la rama del Árbol de la Vida. Propongo que el glifo zac identifica al árbol como blanco. Esa es una correlación para el Árbol de la Vida en el Libro de Mormón.
Entonces, el rey Lib en la estela 3, como se propone aquí, data de alrededor de 900 aC El pez en la cabeza del rey barbudo semita ha sido un rompecabezas. Tenemos una interpretación razonable conectándolo con el Libro de Mormón al identificarlo con Lib. Ahora bien, esto no es algo aislado, sin embargo.
Aquí tenemos la estela de La Venta que nos muestra a un rey barbudo agarrando el cuerpo de lo que parece ser una serpiente marina; o tal vez una mezcla de un pez y una serpiente. Observe cómo, mientras lo agarra, la serpiente se cierne amenazadoramente sobre él. ¿Será esta otra representación para Lib tal vez, no solo identificándolo por su nombre, sino en esta descripción, identificándolo como el rey que destruye las serpientes?
(Foto necesaria) Este es un dibujo de un trono de San Lorenzo idéntico en estilo a uno de La Venta. Algunos estudiosos creen que algunas de las esculturas de La Venta pueden haber sido transportadas desde San Lorenzo, pero eso, por supuesto, es incierto. Pero aquí, el rey a un lado tiene otro nombre representado por una garra de pájaro en su tocado. Él también está usando la sección transversal de una caracola. Esta puede ser la representación más antigua de esto en el arte mesoamericano, que es un emblema del dios Quetzalcoatl en el México posterior. Pero, aquí hay una recta en la garra del pájaro que representa su nombre. También en los días de Lib, durante ese período de tiempo, tenemos al rey, Com. En el estudio de Bruce Warren sobre el Maya, él reconoce que el vocablo Com se usa para nombrar 'plumas' o 'pájaro'. Entonces, tal vez tenemos aquí un candidato para este rey.
Volvamos ahora a las diapositivas. Vamos a zumbullirnos. Quiero que tengan una idea de este territorio de La Venta y la tierra de Abundancia. Aquí (diapositiva necesaria) estamos en la cima de la pirámide de La Venta. Y podemos mirar encima de la tierra pantanosa hacia la costa del Golfo, una distancia de aproximadamente 12 millas. Así que pueden imaginarse a lo largo de estas afluentes cuando esta era una gran isla y que en ese entonces existía un mar interior de bastante buen tamaño.
La siguiente diapositiva (derecha) es una de las cabezas olmecas que se cree que son retratos reales de los reyes olmecas en algunos casos. Las esculturas y piedras aquí en La Venta son muy impresionantes. Aquí hay uno que corresponde a la transición hacia el último período. El final real de La Venta, lo sabemos ahora, fue alrededor del 200 DC
Aquí el rey tiene un tocado de serpiente, y está reclinado sobre una serpiente. Su identidad está relacionada con el glifo que está sobre su cabeza. En mi investigación, propongo que se trata de una escultura de época Mulekita-Nefita, estrechamente relacionada con Izapa, por cierto, y que se traduce por el nombre hebreo Lib aquí en La Venta. El proceso de transliteración, en pocas palabras, es cuando pasas de un idioma a otro, como en el caso del semítico, mover de su posición las vocales y consonantes, lo que aumenta la posibilidad de que la figura sobre la cabeza del rey represente el nombre Lib del hebreo.
Aquí hay otra foto (foto requerida) de la estela del mismo período de transición que muestra un rey, un jaguar y agua que fluye desde su nicho llenando estos recipientes. Ahora, en mi opinión, hay algunos que interpretan esto como un monumento a Mulek. Estos estilos de tablero están estrechamente relacionados con Izapa. Las esculturas datan de después del 400 d. C. aproximadamente en el tiempo de Cristo.
Quiero que tengan una idea de esta cultura con la que estamos lidiando. No es una cultura primitiva. Fue una civilización muy desarrollada.
Aquí hay una representación escultórica de un luchador. Nótese que tiene barba y bigote. Su cara parece casi oriental y pudiera serlo.
Hay figuras de cerámica de producción altamente calificada. Aquí está (se necesita la diapositiva) una escultura de piedra con una máscara de tamaño natural, muy bellamente hecha y muy bien pulida. El uso de jade fue muy prominente en su cultura. Estos fueron los primeros escultores de jade. Y una cosa sobre el jade es que es una piedra muy dura, y ellos pudieron esculpirla meticulosamente y está muy pulida, y no tiene marcas de trituración en absoluto.
Aquí (se necesita la foto) tenemos a un espejo cóncavo con orificios desde el cual se sostenía con una cuerda, de modo que se colocó sobre el cuello como se ilustra en esta figurilla. (Muestra una foto de una figurilla sentada.) Todavía no sabemos cómo lo hicieron, pero lo que podemos admirar es la habilidad y la tecnología de esta civilización que fue capaz de producir este tipo de espejos reflectantes.
Nótese que hay un énfasis en el simbolismo del jaguar. (derecha) Esta estela es un niño Jaguar.
Esta (izquierda) es una tumba y esculturas en piedra (figuritas en miniatura) que provienen del interior de la tumba. Tal vez representa una reunión de algún tipo.
Esta es una gran pieza de mosaico. (Derecha) Lo interesante de esto es que fue enterrada en la plaza ceremonial de La Venta, a unos 15 pies de profundidad en el suelo. Nunca se usó como una plataforma ceremonial, sino como una ofrenda dedicatoria al dios jaguar. Una gran cantidad de mano de obra y grandes volúmenes de piedras preciosas se utilizaron en su construcción.
Aquí hay otra escultura de una piedra con características de jaguar. Esta diapositiva es de Izapa, donde una roca grande está tallada como la cabeza de un jaguar con una figura humana dentro de la boca. (Foto necesaria)
(Diapositiva necesaria) Lo que tenemos aquí es simplemente que el simbolismo del jaguar tomó diferentes formas. Algunos fueron indudablemente imágenes ocultas. Podrían haber sido utilizadas de forma similar con los ladrones de Gadiantón para forzar sus creencias religiosas. También es adaptable, en un sentido religioso, a la vida, la muerte y las conexiones con el inframundo.
Concluiremos con información sobre medidas. Necesitamos tener una correlación con el Medio Oriente, y presenté esto el año pasado, pero solo quería explicar de nuevo que estas esculturas en La Venta tienen como medida el codo de 49.5 centímetros (Foto necesaria) . Usaron ampliamente esta cifra como una escala referente. Y termino con eso.
En conclusión, tenemos geografía, tenemos cultura, tenemos una gran civilización y conexiones del Medio Oriente en la cultura y ahora tenemos evidencias relacionadas con los nombres del Libro de Mormón.
Por lo tanto, tenemos un largo camino por recorrer, pero estamos en la pista, y debemos mantenernos alertas. Gracias.
Norman, V. Garth







jueves, noviembre 09, 2017

¿Qué pasaría si a los pelirrojos se les negara el sacerdocio?

¿Qué pasaría si a los pelirrojos se les negara el sacerdocio?



https://www.fairmormon.org/blog/2017/09/25/people-red-hair-denied-priesthood
Por Scott Gordon ,
Traducido por Juan Javier Reta Némiga
Versión en PDF


   Scott Gordon, cuando era niño. 

Nota: desde mediados de la década de 1840 y hasta 1978, a las personas de ascendencia africana generalmente no se les permitió tener el sacerdocio ni asistir al templo en la Iglesia SUD. (Asistir al templo es diferente de ir a la Iglesia en la fe mormona.) Esto a pesar de las prácticas anteriores y las reglas del templo que decían que podían hacerlo. Dado que la diferencia principal entre las personas con raíces africanas y las personas con raíces del norte de Europa es el color de la piel, ¿qué pasaría si la situación se invirtiera? Esta publicación trata de usar el humor para abordar este grave problema. Esto no debe tomarse como evidencia de que el autor considera que nada sobre el tema del racismo o el sacerdocio es menos que serio. Esta inversión de roles está diseñada para hacernos pensar sobre el tema bajo una luz diferente.
 
Nací un pelirrojo. Cierto, me he "quemado" un poco a medida que he envejecido, pero mis dos hijas nacieron con el pelo rojo oscuro. Así que sé todo sobre cabezas rojas. A veces también nos conocen como "jengibres".
Si bien el pelo rojo puede llamar la atención, no es el pelo rojo lo que me preocupa. Es el color de la piel de los pelirrojos. Déjame explicarte.
Las personas con el pelo rojo tienen la coloración de la piel muy clara. Casi no tenemos melanina en nuestra piel. La melanina es la sustancia que oscurece la piel. Bromeo con mis hijos de que nuestra piel es tan transparente que podemos ver la sangre corriendo debajo de ella. A menudo miro con celos a mis amigos hispanos o negros que tienen tonos de piel tan hermosos y uniformes. Mi piel es rojiza y manchada con algunos puntos llamados pecas. En la escuela secundaria, constantemente me preguntaban: "¿Estás sonrojado?" "No, simplemente subí unas escaleras, muchas gracias".
La piel de un pelirrojo es muy sensible a la luz solar. Puedes notar que si vas caminando con una pelirrojo, a veces parece que salta de sombra en sombra. Todos evitamos la luz del sol. Cuando leemos una novela como Twilight , entendemos cómo se sienten los vampiros: ¡el sol no es nuestro amigo! A menudo saco mi protector solar SPF 50 y lo coloco antes de salir al sol. Se supone que me permite permanecer en el sol 50 veces más de lo normal. Para mí, vamos a ver ahora, 50 veces más de lo que usualmente puedo quedarme al sol sin sufrir quemaduras por el sol ... eso sería ...... ummm, haciendo los cálculos aquí ... llevar el uno ...... .Hmmm ... unos 7 minutos y medio antes de que empiece a arder.
"¡Pero, eres simplemente 'blanco'!", Podrías decir. No, mi esposa es blanca. Su familia proviene de Noruega y Suecia. Ella es blanca. Cegadoramente blanca. Su piel se ve diferente a la mía. Ella es blanca con matices blancos y amarillos. Mi 'blanco' está manchado de rojo rojizo, al igual que la mayoría de otros pelirrojos. Ella puede salir al sol. Ella puede pasear en la playa. Ella puede ir a nadar. Si yo salgo al sol, me quemaré. Si me quedo en la playa, me quemaré. Si voy a nadar, me quemaré. Les digo a mis alumnos que mi objetivo en la vida es caminar desde mi oficina hasta mi automóvil sin quemarme.
Dicho esto, no es del todo malo tener la piel pelirroja. Mi tono de piel es GENIAL para recolectar vitamina D en un banco de niebla. Y cuando visito Escocia, tengo que usar mi abrigo de todos modos, así que no es mi culpa.
Mi hija enseña en primer grado. Ella tiene el pelo muy rojo. Uno de sus alumnos, cuya familia provenía de África, estaba teniendo dificultades con una maestra. Llamaremos a este estudiante Jamal de seis años (no es su nombre real). Cuando se le preguntó al respecto, dijo: "Ella simplemente no me quiere". Ella es blanca y la gente blanca no le gusta la gente negra como yo. "Mi hija respondió:" Eso no es verdad, Jamal. Yo Soy blanco y me gustas. "" No, señorita Gordon. Usted No es blanca, "respondió Jamal. "¡Usted es ROSA!" Incluso un niño de seis años puede ver la diferencia.
La diferencia entre las personas que etiquetamos como "negras" y las personas como yo es la cantidad de melanina en nuestra piel. Cuanto más melanina, más oscuro es el tono de la piel. No tengo mucha melanina, por eso soy el color que soy. Algunos de ustedes pueden decir: "¡Pero hay otras diferencias además del color de la piel!" Sí, es cierto: mi cabello es rojo y el suyo es negro. Pero, nuevamente, eso es simplemente causado por la cantidad de melanina. Mi pelo es lacio y el suyo es rizado. Cierto. Pero, el cabello de mi esposa es muy rizado, y tiene miembros de su familia cuyo cabello no desentonaría en casa de alguien de ascendencia africana (excepto que son rubios). En cuanto a otros rasgos, puede encontrar una gran variedad de aspectos tanto en las comunidades blancas como negras. En otras palabras, hay tanta diversidad dentro de cada comunidad como entre las dos comunidades.
Entonces, hagamos un ejercicio mental: ¿Qué pasaría si la Iglesia anunciara que existe una prohibición para que las pelirrojos puedan tener el sacerdocio?
¿Qué pasaría si se tratara a las personas con deficiencia de melanina cono no aptas para obtener el sacerdocio, mientras que las personas ricas en melanina si pudieran? ¿Qué pasa si los “Gengibres”, pienso, hubiéramos pasado por período de esclavitud debido a nuestro color de piel? ¿Qué hubiese pasado si durante la década de 1950 no se nos hubiese permitido comer en ciertos lugares, conseguir ciertos trabajos, usar ciertos baños o viajar en un taxi con alguien que tenía más melanina que nosotros?
Solo puedo visualizar las conversaciones en el barrio
"Oh, mira, una pelirroja acaba de mudarse al barrio. ¡Finalmente, alguien con quien puedas salir!
"¿Puedes ayudarme con mi clase de historia del norte de Europa? Sabes todo eso, ¿verdad?
"¿Puedo tocar tu cabello? Nunca he visto pelo rojo antes. ¿Se siente diferente?
"Estuve haciendo un trabajo de historia familiar la semana pasada y me horroricé al descubrir que algunos genes pelirrojos entraron de alguna manera. ¡El viejo bisabuelo o la abuela deben haber estado retozando con la ayuda de campo!
Sí, esas serían terribles conversaciones. Y, sin embargo, he escuchado todos esos comentarios de los miembros de la iglesia.
"Pero, no es el color de la piel. ¡Es linaje! " Clamas. Así que hablemos un poco del linaje. Hay quienes creen que existe un vínculo entre los pelirrojos y los neandertales1. En Los neandertales se encuentra el linaje de los pelirrojos. Aparentemente, los neandertales tenían el pelo rojo, y algunos genes de Neanderthal se encuentran en el norte de Europa. Se sabe que hubo un mestizaje entre el Homo Sapiens y los Neandertales.2 Simplemente no estamos seguros de si el rasgo pelirrojo provino del Neanderthal, o si se desarrolló de forma independiente. Si el hombre de Neanderthal tuviese el pelo rojo junto con los tonos de piel del pelo rojo, eso explicaría uno de los grandes misterios científicos de por qué los neandertales se extinguieron: obviamente, salió el sol.
Más pruebas de tener un linaje diferente son los estudios que muestran que "las personas con cabello rojo necesitan dosis más grandes de anestesia y con frecuencia son más resistentes a los bloqueadores del dolor".3 Mi primera respuesta a esta información fue "¡Bueno, pues sí! Estamos acostumbrados al dolor porque andamos quemados por el sol todo el tiempo ". Pero resulta que tiene más que ver con nuestros genes.4 Simplemente pregúntele a la enfermera de la sala de operaciones o a la enfermera obstetra qué tan cómodos se sienten cuando llega un pelirrojo. Varias enfermeras me han dicho que si va a haber un problema, probablemente sea con un pelirrojo. Entonces, somos un poco diferentes de otras personas. Ya sea que esto provenga de nuestros propios genes, o de los genes del Neanderthal, ciertamente muestra que nuestro linaje puede ser diferente de los demás: somos demostrablemente diferentes a otras personas. Si se va a restringir algo en función del linaje, podría restringirse tan fácilmente a las pelirrojos estadounidenses.
Es importante pensar cómo sería si el zapato estuviera en el otro pie. A menudo escucho el estribillo, "Los levitas eran los únicos que tenían el sacerdocio en el tiempo de Jesús. Así que esa era una restricción del sacerdocio similar a la que tuvieron los negros en tiempos modernos ".
Esa situación es totalmente diferente. Con los levitas, solo un grupo tenía el sacerdocio y nadie más lo tuvo. Con la restricción moderna del sacerdocio, todos tenían el sacerdocio excepto un grupo.
Piénsalo de esta manera. Todos entienden que en los deportes debe haber un capitán del equipo para comunicarse de manera efectiva. Pero, eso es totalmente diferente de que a todos se les permita jugar el juego, excepto a un jugador el cual se ve obligado a sentarse en el banquillo. Nuestros hermanos y hermanas de origen africano se vieron obligados a sentarse en el banco. ¿Cómo te haría sentir eso ?
"Pero, la prohibición del sacerdocio fue hace mucho tiempo. ¿Qué quieres que haga al respecto?
Primero recomiendo leer este breve artículo en LDS.org sobre Raza y el sacerdocio.
https://www.lds.org/topics/race-and-the-priesthood?lang=eng
En segundo lugar, si alguien pregunta si los mormones eran racistas, la respuesta correcta, la única posible, es sí. No hay necesidad de ponerse a la defensiva al respecto. ¡Por supuesto que sí! Según los estándares modernos, todos los que pasaron por ese período serían considerados racistas hoy. Sin embargo, es injusto juzgarlos con dureza por sus opiniones. Fue lo que les enseñaron. Era la norma. Hicieron lo mejor que pudieron. Usando estándares modernos, incluso Abraham Lincoln sería considerado racista por muchos. Además, el racismo no solo existe en los Estados Unidos. Es un problema mundial de nosotros contra ellos . El color de la piel simplemente se ha utilizado como un identificador fácil de "ellos".
El racismo siempre ha estado con nosotros. Nuestro mejor yo entiende que tenemos que ir más allá. Si alguien pregunta si hubo racismo en la iglesia, simplemente diga "¡Claro, y estamos tratando de arrepentirnos!"
Tercero, si alguien pregunta entonces, ¿cómo podríamos haber tenido un profeta si a la vez tuvimos una política racista? Piensa en esto: si crees que los profetas no laboran en un mundo lleno de prejuicios y racismo, debes volver atrás y volver a leer la Biblia y el Libro de Mormón. Piensa en los samaritanos, los lamanitas, la gente de Nínive y los filisteos. Dios solo nos da lo que estamos dispuestos a aceptar. Depende de nosotros intentar ser más como él.
Muchos miembros de la Iglesia creen que la prohibición provino de Dios, o al menos que Dios usó la prohibición por un propósito sabio. Estas posiciones son especulativas. No se ha encontrado ninguna revelación escrita que explique el porque de la restricción del sacerdocio y la prohibición del templo. Algunos citan las escrituras para justificar la prohibición, pero históricamente esas escrituras fueron presentadas como explicaciones después de que la prohibición ya estaba en curso.
¿Por qué hubo la prohibición? No lo sabemos Podría hacer una conjetura, pero mi conjetura sería tan válida como su conjetura, y tan especulativa.
En lugar de adivinar y especular, simplemente debemos de acercarnos unos a otros y abrazarnos unos a otros como hermanos y hermanas, ¡incluso con los pelirrojos! Reconozcamos que el racismo existe y ha existido incluso dentro de la Iglesia. No analicemos la cantidad de melanina que tenemos en nuestra piel. ¿Realmente importa? ¿Diferencia Dios entre sus hijos rubios, sus hijos de cabello castaño y sus hijos pelirrojos? ¿Hay alguna diferencia entre ellos?
No, yo tampoco lo creo.
Ahora por favor dame mi sombrero y el bloqueador solar. Tengo que salir nuevamente.

1El cabello rojo una herencia del hombre de Neanderthal http://www.dhamurian.org.au/anthropology/neanderthal1.html
2http://humanorigins.si.edu/evidence/genetics/ancient-dna-and-neanderthals/interbreeding

martes, noviembre 07, 2017

Los partícipes del templo celestial: Apocalipsis y los redimidos

Por Juan Javier Reta Némiga
En las visiones que nos presenta Juan, existen diferentes rangos de personas en el templo celestial:

a)      El sumo sacerdote que aparece en medio de los candelabros o de entre las nubes:

y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido con una ropa que le llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.” (Apocalipsis 1:12-13)

Y vi a otro ángel poderoso descender del cielo, envuelto en una nube, y con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego (Apocalipsis 10:1).

b)    Diversos ángeles que entran y salen del templo llevando trompetas, incensarios y copas

Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios; y les fueron dadas siete trompetas.  Y otro ángel vino, y se puso delante del altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. (Apocalipsis 8:2-3)
c)      144,000 que no se han contaminado con mujeres que llevan el Nombre en sus frentes y estan delante del trono (Apocalipis 7:1-8; 14:1-5), y

d)      La gran multitud de todas las naciones que visten túnicas blancas

Los cuáles también se paran delante del trono. Son los que han pasado por la Gran Tribulación y lavaron sus vestidos con la sangre del Cordero.

Y respondió uno de los ancianos, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son y de dónde han venido? Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación; y han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado en el trono extenderá su pabellón sobre ellos. (Apocalipsis 7:13-17)
Estos cuatro grupos son similares a los descrito en el texto Damasco de la comunidad de Qumran:

Todos serán inscritos por su nombre: primero los sacerdotes, segundo los levitas, tercero los israelitas y cuarto los prosélitos” (QD XIV).

Es muy probable que las iglesias cristianas hebreas tuvieran una estructura similar.

El sumo sacerdote

La figura del sumo sacerdote también se refleja en otras partes del libro. En Apocalipsis cada carta está dirigida al ángel, al sacerdote (quizás al obispo), quien es el guardián de su iglesia. Esto es similar a la identificación que hace Malaquías con respecto a los sacerdotes. En Malaquías 2:7 leemos:

Porque los labios del sacerdote han de guardar el conocimiento, y de su boca buscarán la ley, porque mensajero es de Jehová de los ejércitos (mensajero es sinónimo de ángel).

Algo similar ocurre con las imágenes respecto a los candelabros y las estrellas.

Apocalipsis 1:20,  nos explica:

En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto son las siete iglesias.

Esta explicación concuerda con las tradiciones del templo. La cual consideraba a las estrellas y los candelabros como símbolos de los ángeles.

Isaías 42:3 enseña, al hablar del futuro reinado del Mesías:

No quebrará la caña cascada ni apagará el apabilo que humea; traerá la justicia con fidelidad.

La palabra hebrea para caña es qnh, la cual también es utilizada para referirse a los brazos de una rama hueca de la menorah. De esta forma, la advertencia hecha al ángel de Éfeso, significa que al quitarse sus líderes el pueblo sería desarraigado. La presencia del sacerdote, era la presencia del ángel guardián, al quitarse el sacerdote, el pueblo es destruido. Quitando la lámpara, el pueblo no tiene razón de ser.

Los sacerdotes 

Otro distintivo de los sacerdotes era el llevar el nombre de Dios. Pablo, al hablar de Jesús, lo presenta como el sacerdote verdadero, como el mesías verdadero:

Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra y debajo de la tierra; (Filipenses 2:9-10)
El Jesús celestial, el cual envía su mensaje a las siete iglesias, llevaba el Nombre y la promesa que se le hace al siervo de la Iglesia en Filadelfia es, que dado que él como siervo ha guardado el Nombre, tendrá poder sobre sus enemigos y estos le adorarán. Es decir, es una promesa de exaltación, de ser similar a Cristo. (Apocalipsis 3:8-11)

“…has guardado mi palabra y no has negado mi nombre.  He aquí, yo haré que los de la sinagoga de Satanás, los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, he aquí, yo los obligaré a que vengan y adoren delante de tus pies, y sepan que yo te he amado... He aquí, yo vengo apronto; retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona.
La corona, la diadema sacerdotal que lleva el nombre de Dios. Lo mismo ocurre en la visión de los 144, 000 delante del Cordero en el Monte de Sión, llevan su nombre en las frentes, que a la vez, es el nombre del Padre.
Y este es también el nombre sagrado de la Nueva Jerusalén. El profeta Ezequiel también hace un recuento de las doce tribus, y al final da un nombre nuevo a la ciudad:

Y el nombre de la ciudad desde aquel día será Jehová-sama (Ezequiel 48:35)

Lo cual significa “El Señor está allí”

Lo mismo ocurre en Apocalipsis, el nombre de la ciudad es “El Señor” En su oración intercesora, Daniel pronuncia una idea similar:

Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, oh Señor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, oh Dios mío, porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo. (Daniel 9:19)

Así tenemos, que tanto el Mesías, como sus sacerdotes y su pueblo, llevan el mismo nombre sagrado.

La idea de llevar el nombre, y ser sellado, indicaba que uno estaba protegido contra las maldades y contra los juicios que se cernían contra las naciones.

 En una de las Reglas de la Comunidad de Qumran encontramos:

 “Y cuando su carne sea rociada con agua purificadora y santificada será limpio por la humilde sumisión de su alma a todos los preceptos de Dios “(1QS III). Tendrán gran paz y larga vida, junto con toda bendición del eterno y alegría eterna sin fin (1QS IV).

Juan el bautista, un contemporáneo de la Comunidad advirtió sobre la ira venidera, y de como los injustos serán quemados como rastrojo, muy similar a los desastres traídos por las seis trompetas. Se librarían de tales plagas los que hubieren sido sellados con el nombre.

El ángel tenía el sello del Dios vivo, es decir, el nombre. Este sello se describe Éxodo 28.36 Como parte importante de la vestimenta del sumo sacerdote:

Harás además una lámina de oro puro, y grabarás en ella, como las grabaduras de un sello: Santidad a Jehová. Y la sujetarás con un cordón azul, y estará sobre la mitra; por la parte delantera de la mitra estará”
El ángel tiene el sello, es decir, el Nombre, lo que indica que fue investido como el sumo sacerdote. Él tenía poder para retrasar la ira hasta que los elegidos estén a salvo, una de las funciones del sumo sacerdote como se puede ver en las historias de Aaron y Fineas (Números 16.41-50; 25.6-13). Teniendo el Nombre, uno podía invocar protección.

El Documento Damasco señala:

Los humildes del rebaño son los que lo vigilan. Ellos serán salvados en el tiempo de la Visitación, mientras que otros serán entregados a la espada cuando Los ungidos de Aarón e Israel vendrán, como sucedió en el tiempo de los antiguos Visitación concerniente a lo que Dios dijo de la mano de Ezequiel: Ellos pondrán una marca en la frente de aquellos que suspiran y gimen. Pero los otros fueron entregados a la espada vengativa del Pacto. (CD VII,. B)

Esto es similar a lo que encontramos en la visión de los 144,000 en Apocalipsis 14:1

Y miré, y he aquí el Cordero estaba sobre el monte Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tenían el nombre de su Padre escrito en la frente.

En resumen, la marca en la frente, el sello, era el Nombre que el Cordero recibió de su padre, es decir, la marca del sumo sacerdote. Era el nuevo nombre prometido al ángel de la iglesia en Filadelfia:

"Escribiré sobre él el nombre de mi Dios y el nombre de la ciudad de mi Dios ... y mi propio nombre nuevo (Apocalipsis 3.12).

Este nombre, bien pudo haberse representado por la antigua letra Tau, en forma de cruz, de ahí que se utilizara dicho símbolo en el bautismo, tal y como ocurre en el ritual católico hasta la fecha. Así, los verdaderos  siervos del Cordero, son los que llevan su nombre en sus frentes, son los del real sacerdocio, los que son lavados y santificados para adorar delante del trono, tal y como lo hizo el profeta Isaías.

Debemos analizar entonces el capítulo 14, también desde una perspectiva del templo y sus festividades.

Los 144 000

Los 144 000 son los “primeros frutos”. Con las 'primicias' ya reunidas en Sión, Juan observa como ángeles salen del templo para cosechar la tierra. Estas escenas corresponden a la secuencia anual de festivales del templo: la Pascua, la fiesta de las Semanas y luego la Ofrenda del Vino Nuevo.

El Rollo del Templo de la comunidad de Qumran contiene un calendario de festivales y sus fechas que difiere de cualquier otro conocido previamente; el año fue 364 días, exactamente 52 semanas, así todos los años comienzan el mismo día de la semana. La Pascua, el 14 Nisan, siempre caería en un martes y la gavilla de los primeros frutos mencionados en Levítico 23.10, también conocido como el Omer, tenía que ser ofrecida el día después del Sábado al finalizar la Fiesta de los Panes sin levadura. La gavilla, entonces se ofrecía el día 26 Nisan. Siete semanas después de eso, el día después del séptimo sábado, tenía lugar la “nueva ofrenda” de grano para SEÑOR', correspondiente al grano nuevo  ofrecido en Levítico 23:15-21 misma que servía también como una fiesta de las primicias del trigo Esto caía el 15 de Sivan. El Pergamino del Templo luego prescribe una ofrenda no mencionada en Levítico; siete semanas después del ofrecimiento del nuevo grano el día después del sábado, el vino nuevo debía ser ofrecido por todas las doce tribus de Israel (11QT XVIII-XIX), una fiesta que cayó el 3 de Abid. Este calendario es importante para entender Apocalipsis 14, ya que, siguiendo las festividades, las profecías coinciden con la destrucción de Jerusalén, hacia la Pascua del año 70.

Los Ciento Cuarenta y Cuatro Mil y El Cordero se encuentra en el Monte Sión, un motivo que se encuentra en el Salmo 48, donde el SEÑOR, su gran Rey, está en su monte santo en medio de su ciudad, y su presencia aterroriza a los reyes que intentan atacar. Esto da una contexto para la visión; Jerusalén está bajo amenaza de ataque enemigo y la ciudad está protegida por el Cordero. El Cordero en Sión también ocurre en Salmo 2: 6,10

"Pero yo he apuesto mi rey sobre Sion, mi santo monte.

y en el Salmo 110:

Jehová enviará desde Sion la vara de tu poder; domina en medio de tus enemigos

El cordero en Sión es la misma figura que el niño destinado a gobernar las naciones con una vara de hierro, que había sido "arrebatada" al trono de Dios (Apocalipsis 12:5, basado en Salmo. 2.9). Los reyes y los gobernantes han conspirado contra él y planeado en vano (Sal. 2.1), un versículo cumplido en la conspiración de Herodes y Pilato contra Jesús (Hechos 4:26-28). Esta vana conspiración contra el Cordero es la guerra en la tierra representada en el Libro de Apocalipsis de el momento en que Satanás es arrojado del cielo (Apocalipsis 12.7) hasta el momento en que está atado en el abismo (Apocalipsis 20.2). Seguro en medio de la agitación está el Cordero en Sión:

Mas bien yo aplastaré delante de él a sus enemigos,y heriré a sus adversarios. Y mi fidelidad y mi misericordia estarán con él, y en mi nombre será exaltado su poder. Asimismo, pondré su mano sobre el mar,y sobre los ríos su diestra. Él clamará a mí: Mi padre eres tú,mi Dios, y la roca de mi salvación. Yo también le haré mi primogénito,el más excelso de los reyes de la tierra. (Salmos 89:23-27
La palabra clave para entender Apocalipsis 14: 1-5 es: 'El primogénito' porque la multitud en Sion no ha sido redimida como las 'primicias' sino como 'primogénitos'. La palabra utilizada en el texto griego es aparche, que se refiere a toda una serie de ofrendas relacionadas con el templo tales como diezmos, grosura, primicias. Las primicias no eran redimidas, sino una ofrenda, los redimidos eran los primogénitos.

En el antiguo convenio, todos los animales primogénitos fueron sacrificados, pero los hijos primogénitos fueron redimidos. Como un recuerdo de su redención se celebraba la Pascua, quienes fueron salvos por la marca puesta.

y por esta causa yo sacrifico para Jehová todo primogénito macho y redimo a todo primogénito de mis hijos. Te será, pues, como una señal en tu mano y por frontales delante de tus ojos, ya que Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte. (Éxodo 13:15-16).
Un primogénito podía ser redimido por cinco piezas de plata (Números 18:16) o por un levita ofrecido para servir en el templo (Números 3:31).
De tal forma que las primicias en el Monte de Sion, fueron de hecho los primogénitos.
Pero vosotros os habéis acercado al monte Sion, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial, y a la compañía de muchos millares de ángeles, y a la asamblea y a la iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, y a Dios el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos perfectos (Hebreos 12:22-23)
Los primogénitos fueron “redimidos” y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo blinaje, y lengua, y pueblo y nación (Apocalipsis 5:9) y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes,

En otras palabras, los 144,000 en el Monte Sión son una ofrenda en primicia de los primogénitos del pueblo, es decir, Israel que ha sido redimido. No son un grupo aparte en atributos de la multitud descrita más adelante con las ropas blancas del sumo sacerdote en su representación del Señor, sino una ofrenda especial, un grupo especial selecto para cumplir una misión.

Los 144,000 están marcados en la frente con el Nombre del Cordero y el Nombre de su Padre, en otras palabras, llevan el Nombre divino en sus frentes al igual que los sumos sacerdotes. Fueron sellados con el sello del Dios vivo (7.2), que fue el sello grabado con el nombre y usado por el sumo sacerdote (Éxodo 28.36). Esta era una cruz diagonal que se convirtió en la marca del bautismo cristiano. La  multitud en Sión son los primeros resucitados del reino del milenio (Apocalipsis 20.4-5).

El Cordero triunfante en el Monte de Sion aparece también en 2 Esdras, un texto de origen judío y conocido por los primeros cristianos. En los capítulos 2,  11 al 13, encontramos ideas muy similares, tales como la de una gran multitud que se reune para atacar al Cordero, luego como éste se revela como el Hijo del Hombre y reúne a una multitud pacífica, que más adelante se describen como las 10 tribus perdidas de la casa de Israel. Más adelante esta multitud es coronada y recibe palmas, mientras mudan su ropa mortal.

Huid de la sombra de este siglo, recibid la alegría de vuestra gloria; doy testimonio abiertamente de mi Salvador. Recibid el don del Señor y alegraos dando gracias a aquel que os ha llamado a un reino celeste. Levantaos, erguíos y ved el número de aquellos que están marcados para el banquete del Señor.. Aquellos que se han salido de la sombra de los siglos, recibirán del Señor espléndidas túnicas. Sión, recibe todos tus bienes, encierra a tus hijos vestidos de blanco que ha cumplido la ley del Señor. El número de tus hijos que deseabas está completo; ruega al Señor que santifique a tu pueblo que ha sido llamado desde el origen. Yo, Esdras, vi en la montaña de Sión una gran muchedumbre que no pude contar, y todos alababan al Señor con sus cánticos. En medio de ellos había un joven de gran estatura, mayor que todos, que colocaba coronas en las cabezas de cada uno de ellos y se elevaba aún más; yo estaba sobrecogido por esta maravilla. Entonces interrogué al ángel y le dije: ¿Quiénes son éstos, Señor?. Este me respondió: Son aquellos que han depositado las vestiduras mortales y que han recibido las vestiduras inmortales: que han confesado el nombre de Dios; ahora, están coronados y reciben palmas.. Proseguí: ¿Quién es este hombre que los corona y les da palmas en sus manos? Él (ángel) me respondió: Es el hijo de Dios al que han confesado en el siglo. Entonces comencé a glorificar a aquellos que habían aguantado animosamente por el nombre del Señor.” (2 Esdras 36-47)

Los 144,000 “no se han contaminado con mujeres”. Ya que el contexto de la visión es la guerra, cuando el Cordero y sus huestes en Sión guerrean contra el dragón y la bestia, la pureza es un signo de preparación para la guerra santa. Los guerreros tenían que abstenerse de toda impureza (Deuteronomio 23:9-10) y esto incluía actos sexuales. (Esta prohibición es una parte importante de la historia de David y Betsabé. Aunque a su esposo Urías se leda la autorización para ir a casa, después de la batalla, este se niega, ya que estaba bajo purificación (2 Samuel 11.11).) Ideas similares, encontramos en El Rollo de Guerra de Qumran:

Ningún hombre bajará a la batalla siendo impuro debido a sus emisiones”(1QM VII).

 Los 144,000 también fueron impecables, literalmente 'sin mancha, físicamente perfectos, otra indicación de que eran sacerdotes, ya que uno de los requisitos para el sacerdocio era la perfección física. (Levítico 21.18-23).  
Estos guerreros sacerdotes  siguen al Cordero donde quiera que vaya, un motivo familiar de los Evangelios, donde a menudo se asocia con el sufrimiento y martirio, por ejemplo, Marcos 8.34, Juan 8.12: o Juan 13.36:

'Y en su boca no se encontró ninguna mentira' (Apocalipsis 14.5)

Podría ser una referencia para el Siervo "no había engaño en su boca" (Isaías 53.9), o a la visión de Sofonías del pueblo del SEÑOR en los últimos días:

El remanente de Israel no cometerá iniquidad ni dirá mentira, ni en boca de ellos se hallará lengua engañosa, porque ellos serán apacentados y reposarán, y no habrá quien los espante "(Sofonías 3.13).

Un contraste con Satanás y sus seguidores, ya que él es el Padre de las mentiras.

Los 144,000 en  Apocalipsis 14.1-5 son entonces los guerreros celestiales del Cordero, el ejército del cielo vestidos de lino fino que luego lo seguirán desde el cielo cuando cabalga contra la Bestia (19:14). Son las huestes del SEÑOR de los ejércitos, el ejército celestial descrito en el Rollo de la Guerra que luchará desde el cielo" (1QM XI)

Esta imagen fue la que inspiró la resistencia en Jesuralén en el año 70, cuando pensaban que el Mesías aparecería con este ejército y los libraría de Roma. Por lo menos esta era la idea que tenía Juan de Gischala, el líder zelote en Jerusalén. El Señor no protegió entonces a quienes lo habían rechazado.

La gran multitud.

Cuando Juan el Bautista vio venir a muchos fariseos y saduceos para recibir el bautismo, dijo: '¿Quién os advirtió que huyeseis de la ira venidera?' (Mateo 3.7). Cuando Pedro habló a la multitud de peregrinos en Jerusalén el día de Pentecostés y les mostró que los eventos del tiempo del fin había comenzado, preguntaron, 'Hermanos, ¿qué haremos?' (Hechos 2. 37). Juan el Bautista y Pedro ambos ofrecieron la misma protección: el bautismo. Los redimidos de esta visión son los bautizados que han sido protegidos de la ira inminente. La multitud con túnicas blancas son tanto los gentiles cristianos, como los miles de Israel que aceptaron la invitación de Juan y otros antes que él que se habían preparado para los últimos tiempos.

De esta forma, aunque encontramos cuatro grupos distintos, al final, todos son partícipes del don celestial, todos reciben las mismas bendiciones y llevan el nombre de su Dios en sus frentes, porque la exaltación es ofrecida finalmente a todos los hijos de Dios.